Perú, país de genios y que igual anda jodido

¿Se acuerdan de Teihotaatamaraetefau, uno de mis estudiantes de la Polinesia francesa de nombre tan longilíneo como su persona? Yo le llamaba Vaiteia, un juego de palabras intraducible, significa horizonte y comida copiosa. En Papeete me visitaba. Entonces escribía para La República. Ahora se me aparece en Santiago y no tengo más remedio que atenderlo. […]

Read the rest of this entry »

Lluvias y presagios. Una Santa y un pajarito

El otro día, por aquí, en Santiago en donde ahora estoy cumpliendo un compromiso pedagógico, tuvimos que ir a buscar agua, como cualquier vecino. Un río, el Maipo, que recoge sus aguas de la cordillera, como cualquiera de los ríos nuestros, tuvo un huaico, y el tiempo de limpiar la turbulencia que trajo consigo, dejó […]

Read the rest of this entry »

El efecto ‘caña corta’ de Julio Hevia

Los dueños de la prosa barroca son Eloy Jaúregui y Julio Hevia. Vienen del corazón del barroco limeño virreinal. Son una maravilla republicana de ese barroco. Justos términos entrelazados con populares, con gran sentido del humor y pese a las desgracias que nos ocurren. Erudición de lo mejor (eso de lo rizomático, ¡puro Deleuze!) y […]

Read the rest of this entry »

A cada país y cultura, su Esfinge

¿Quién no conoce la leyenda de un Príncipe griego que huyendo del pronóstico que iba a matar a su padre, huye de su hogar, en el camino encuentra a un hombre mayor e insolente, riñen, lo mata, llega a una ciudad, encuentra a una hermosa viuda, y se casa con ella? Edipo no era un […]

Read the rest of this entry »

Malas buenas noticias. Odebrecht y periodo cámbrico

No estoy en Lima, pero el planeta se ha hecho pequeño. Las noticias circulan en el mundo instantáneamente, y en la pequeña pantalla, calamidades climáticas como las iniquidades de la escena política. No solo la crisis de la natura sino de la cultura. He visto como cualquier hijo de vecino, los desbordes de ríos, las […]

Read the rest of this entry »