CADE. Lo dijeron pero ¿quién escucha?

Escrito Por: Hugo Neira 1.748 veces - Nov• 18•14

He escuchado a dos sabios en Lima. Ricardo Hausmann y Lant Pritchett. El primero, es el actual Director del Centro para el Desarrollo Internacional y profesor en Harvard. El segundo, también de Harvard y de la Escuela de Gobierno Kennedy. Las sendas ponencias se hicieron en estos días, en Lima, y en el marco del encuentro anual del CADE de ejecutivos 2014. Tengo la impresión de que ambos tienen un vistazo global que envuelve otros temas invocados para esa reunión anual, como educación, competitividad, combate a la corrupción, seguridad ciudadana, descentralización. Que en realidad, pasan a segundo plano, dado el estadio de retraso que esas exposiciones revelaron. Hay que decirlo, el riesgo de reuniones como esa, a medio camino de la academia y contactos sociales y otras formas de sociabilidad, aminora el impacto directo de las ideas. En especial de esos dos expositores. La televisión si cubrió bien sus exposiciones. Pero gran parte de la prensa hicieron reseñas pobres y desencaminadas. Ahora vayamos a lo esencial. ¿Qué dijeron?

Hausmann comenzó por  felicitar al Perú y a los peruanos por sus recientes éxitos, pero eso solo fue el introito. Hausmann es partidario de una “diversificación productiva”. Recordó el caso de los empresarios de Corea del Sur que fueron pasando de la explotación de la madera, a la maquinaria aserradora, a otro tipo de máquinas y de ahí, al zinc, acero, construcción naval y hoy, a la exportación de productos de alta tecnología. Para Haussmann la cosa es clara. “No se sale de la pobreza  arrancando unas cuantas rocas de los Andes”. La gente rompió a aplaudir. Pero no es un antiminero. Explicó, en fin, que esa “diversificación”, implica un “sistema real de profesionales empresarios”. Y yo me dije ¿de dónde los sacamos? No con “empoderados” para negocios comerciales y pésima secundaria.

Pritchett trató de eso, pero lo he visto reseñado en un diario limeño de manera incompleta. “Perú debe mejorar educación en cuatro puntos” (sábado 15, La República). No es eso lo que dijo. Pritchett dijo que “en educación, Perú está a 50 puntos debajo de Chile; Chile a 40 puntos debajo de Turquía; y Turquía a 30 puntos de Corea del Sur”. Ahora bien, ¿qué es un punto de esa medida? Es un año calendario de esfuerzos. O sea, el Perú está actualmente a 120 años de los citados. Y a 180 años de los punteros. Y como Perú avanza a solo un punto por años, conviene que pase a 4. El dato del retraso real no ha aparecido en la prensa impresa limeña. Es terrible decirlo pero Chile de la señora Bachelet aborda hoy lo que ambos sabios nos dijeron aquí que hiciéramos. Diversificación + educación de calidad masiva.

En suma, por unos días brilla la luz de la razón; el espíritu crítico, aunque la prensa se ocupó más del caso Orellana, o de Martín Belaunde. Muy buen CADE pero, por el amor de Dios, un poco de lucidez. No podemos con manipulaciones “positivistas” esconder lo mal que estamos. Lo de “rumbo al primer mundo”, no solo es exagerado sino desatinado. Mucho sería alcanzar a Brasil y Chile, potencias intermedias. Y para eso se necesita mirar de frente lo real. “Cada año se instalan 10 mil profesionales extranjeros”. El Comercio. Bienvenidos. Pero son los profesionales que sí tuvieron los cursos escolares que desaparecieron en Perú.

Publicado en El Montonero., 17 de noviembre de 2014

http://elmontonero.pe/columnas/2014/11/cade-lo-dijeron-pero-quien-escucha/

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.