Contribución modesta a la teoría del no dinosaurio

Escrito Por: Hugo Neira 1.630 veces - Jul• 02•13

En Arequipa, se está sosteniendo que hay velociraptores (http://www.larepublica.pe/02-07-2013/descubren-en-arequipa-restos-que-pertenecerian-a-un-dinosaurio-carnivoro). Muy bien. La selección natural obró en todo el planeta. Pero hasta que no haya pruebas (no huellas, que pueden ser simuladas), el ‘hallazgo’ no es convincente. Las galerías de paleontología en el mundo incorporan únicamente en sus clasificaciones aquello que  ha pasado por sus protocolos de estudio. Cabe una pregunta: ¿dónde están los huesos?  Se les llama fósiles. El Museo Nacional de Historia Natural de París tiene 2 millones de fósiles. Con sendos estudios para cada caso del estrato geológico que ocupaban. Estratos que no existen en tierras americanas. En ese museo científico han clasificado 2 millones de meteoritos. 8 millones de plantas en herbarios. Unos 150 millones de insectos y un millón de peces y reptiles desaparecidos.

Sería muy conveniente que las autoridades se pongan en contacto para darnos la sorpresa del siglo. Porque lo que la ciencia dice en este momento son un par de cosas: la primera es que evolucionaron los grandes reptiles e invadieron  los continentes que existían en la edad carbonífera hace 320 millones de años. En ese momento, los Andes resultan ser posteriores, por cuaternarios. La segunda es que mal puede haber habido fósiles de dinosaurios en ningún lugar de América porque entonces estaba sumergida. En la escuelita fiscal donde estudié, me enseñaron que los Andes eran cuaternarios. Los dinosaurios no se pasearon por aquí porque los Andes eran en gran parte fondo de mar que no había todavía emergido.

En todo este asunto, hay una ausencia. Se nota que unos y otros desconocen la historia de la tierra. Sin embargo es elemental saber que hubo un momento geológico en que no había varios continentes sino uno solo. Esta es una teoría perfectamente admitida, la de la deriva de los continentes. Cuando reinaban los dinosaurios, no había sino una sola masa continental. Y por eso, como especie, pudieron propagarse antes de la aparición de los mamíferos y la aventura humana. Esa masa continental era la que hoy es África, Europa y Asia. Cuando existen geológicamente, mucho más tarde, América y Australia, los dinosaurios ya se habían extinguido. Los hombres, como sabemos, llegaron por el estrecho de Bering cuando ya no había dinosaurios. Mal puede aparecer huella en algo que todavía no se había formado. Parecen olvidar que somos el «nuevo mundo». Pero bastante retrasado en conocimientos científicos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.