Del maltrato a Javier Valle Riestra

Escrito Por: Hugo Neira 1.450 veces - Abr• 17•17

La frase es de Talleyrand, y se la dijo al mismísimo Bonaparte. Habían mandado a arrestar al Duque de Enghien, que como muchos otros de su rango, se oponían a la reciente república francesa. Pero luego lo ejecutan en prisión. Bonaparte entonces, se da cuenta de que eso era una torpeza y para cerciorarse, manda llamar a Talleyrand. Charles Maurice de Talleyrand-Périgord era un habilísimo político del Antiguo Régimen, fue embajador, presidente del consejo de Luis XVI, y luego servía a Napoleón, y más tarde, a Carlos X, en 1825, cuando vuelven los Borbones. Era astuto, habilidoso, seductor —se sabe que tuvo unos veinte hijos ilegítimos—, le gustaba el poder y amazaba fortunas. Bonaparte que venía de una nobleza provinciana, lo admiraba y lo detestaba. Pero reconocía su enorme talento político. Un canalla ultralúcido. Lo llama, le pregunta qué piensa de la ejecución sumaria del Duque de Enghien, y Talleyrand, le contesta: «-Sire (Señor), peor que un crimen, un error. »

 

Guardando todas las distancias, en política las situaciones se asemejan. Señores congresistas, ¿qué les pasó con Javier Valle Riestra? ¿Están mal de la cabeza? ¿Se dan cuenta del enorme error que acaban de cometer? Javier Valle Riestra es una figura de la vida pública peruana. Encarna el aprismo de Haya de la Torre. Y como constitucionalista tiene reconocida competencia y experiencia. Que proponga un libro jurídico es lo normal. Ustedes, el fujimorismo, acaban de cometer un error gigantesco. Acaban de darles razón a sus peores enemigos. Les dan en la pepa del gusto a sus peores detractores. Es difícil pensar después de este hecho que no son sectarios e intolerantes. Y en consecuencia, un peligro para el 2021. Acaban de perder la primera vuelta.

 

Fuerza Popular llega al Congreso como una corriente distinta. ¿Y saben lo que eso significa? Ese voto ha sido, en parte, un reconocimiento a Alberto Fujimori. Allá ustedes. Pero en gran parte, la fatiga, el asco del electorado por el manejo político de unos cuantos. Elitistas, aislados, superiores. Los peruanos saben que son muchos y muy distintos y que hay sitio para todas las opiniones y corrientes. Por eso es que votaron por ustedes. Con Fuerza popular llegaba gente al parlamento que casi no había hecho política alguna, y en consecuencia, no eran ni sectarios ni cerrados. ¿Y qué es lo que hacen? Muestran que en poquísimo tiempo se vuelven un aparato de poder hermético, intolerante, como cualquier otro de la repudiada clase política. ¡Bravo!

 

¿No se han dado cuenta de que la campaña feroz que ha acompañado a Keiko Fujimori durante el proceso electoral y todo el tiempo posterior, trataba de mostrar que los fujimoristas son incurablemente autoritarios? Había que mostrar lo contrario. ¿Se les subió el humo a la cabeza? Una curul son cinco años. Un partido o movimiento es para cincuenta. El maltrato a Javier Valle Riestra los vuelve ahora una profecía autorrealizada. El peruano de a pie, ese que lee los titulares de los diarios en los quioscos, que no compra ninguno y que sin embargo vota, va a decirse: ¿cómo será si además del Congreso, tienen el Ejecutivo?!

 

Un fondo editorial del Congreso no es la propiedad de un partido político. El Fondo Editorial del Congreso es un bien nacional. Y la nación somos todos. En la Biblioteca, que se llama por algo “nacional”, invitamos a todo tipo de personalidades cuando yo era Director, sin discriminaciones. El Fondo mismo tiene una historia, a ratos luminosa, a ratos coja. A mi entender, su mejor momento ha sido cuando lo dirigía Rafael Tapia. En esos años, el Fondo competía con las mejores editoras peruanas, con el IEP de Julio Cotler, con la Católica y con Crisol. Su director era Tapia, inteligente, abierto, se fijaba en la calidad del texto y no si el autor era “políticamente correcto” (esa idea es cuna de dogmatismos). Por desgracia, lo sacaron de ese cargo que hacía a la maravilla. Luego, Víctor Andrés García Belaunde le da otro sesgo, acaso cauto, solo libros jurídicos. Hoy tiene esa responsabilidad Ricardo Vásquez Kunze. Lo conozco, es culto e inteligente, pero por lo visto, no ha podido convencer a la bancada. Entonces, amigo Vásquez Kunze, en esos casos, se renuncia. Usted ha sufrido maltratos por pensar por su cuenta, y aunque escribiera estupendos artículos en un diario limeño, luego no. Ha sido víctima de esa epidemia nacional de ninguneo, ¡insista en salvar el Fondo, con apertura a corrientes diversas! Queremos leer las observaciones de Javier Valle Riestra a la Constitución de 1993. Publicarlo sigue siendo un test de ecuanimidad.

 

¿Qué les pasó señores congresistas? ¿Esa Carta Magna no puede merecer enmiendas? ¡Qué barbaridad! La Constitución de los Estados Unidos las tiene, innumerables. Nos estamos volviendo como esos fanáticos musulmanes que no permiten ni un dibujo del Profeta. Atacaron Charlie Hebdo. Hay una plaga de intolerancia en Lima. Ya no hay partidos pero sí hay sectarios. Protestan unos catolicones porque en uno de esos juegos de montaje aparece la cara de Keiko con espinas. ¡Es una broma! Caretas es así. Alguna vez he dicho de esa revista que es “un estado de ánimo” (08.08.74). La costumbre de la zumba limeña. Pero por lo visto, el horno no está para bollos.

 

Publicado en El Montonero., 17 de abril de 2017

http://elmontonero.pe/columnas/del-maltrato-a-javier-valle-riestra

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.