Desde lejos, double bind y psicosociales

Escrito Por: Hugo Neira 1.407 veces - May• 30•16

¿Qué hace el señor Chlimper entregando USB de audios? No digo que los esconda sino lo que opina sensatamente Juan de la Puente, esas cosas se entregan en  una conferencia de prensa. Se nota que los hombres de negocios caen redondos ante las malicias de la política peruana.

Una lectora de El Comercio me dice que eludo los hechos. Como puede verse, no eludo nada. Me ocupaba de la gobernabilidad y no del temita de los audios que es un ovillo que tarda en mostrarnos el hilo y quien lo manipula. Cierto, a los políticos se les pegan los narcos como lapas. La única salida es un Estado fuerte, no lo tenemos. Cuando esta crónica aparezca, estaré en viaje a Querétaro, México, debido a un compromiso académico concertado meses atrás.

La presente crónica trata de un asunto de fondo. Tenemos elecciones presidenciales y legislativas. Otras normas electorales más sabias que las nuestras separan sendas elecciones. No soy el único que así piensa sino varios constitucionalistas. Como no soy jurista, seguiré otro razonamiento. Voy a usar el concepto de double bind que viene del psicoanálisis. Su conceptor es R. D. Laing, psicoanalista inglés, y describe un acto de manipulación bastante frecuente. Por ejemplo, cuando la madre le dice al niño: -¿no me das un beso? Y a la vez le retira la cara. O la señora que le suelta al marido, apenas regresa del trabajo: -¿a que te has olvidado de mi aniversario? Ante un double bind, hagas lo que hagas, pierdes.

Supongamos que la segunda vuelta la gane PPK. No escaparía al double bind. No tiene mayoría. (Ni partido, ni pueblo.) Legalmente le quedarían dos opciones. O bien no logra torcerle el brazo al parlamento, eso es Belaunde primer gobierno y la cosa acabó en tanques, 1968. O bien, disuelve el Congreso. Y entonces, ¡repite a Alberto Fujimori!  Hay una tercera opción, le pide apoyo a la bancada naranja. Seamos lógicos, no le queda otra. Pero, amable lector, ¿los fujimoristas van a tener ánimo para apoyar a quien habría ganado insultando a Keiko y a ellos?

No nos pongamos angelicales. Le han dicho de todo ¿y en los meses que vienen, se van a poner bonitos y a apoyar, hechos unos corderos de Dios, los proyectos de PPK? (Si los hay¡!) Les recuerdo un caso histórico. Haya apoyó a Manuel Prado con la  «convivencia», de 1956 a 1962. ¡Se desgastó! Y por primera vez en su vida, perdió las elecciones en 1963.

¿Qué diría la opinión pública si Keiko apoya a PPK? ¿Usted cree que van a decir: «¡qué correctos, qué buenos demócratas!»? No pues. Van a decir «no saben nada, banda de improvisados». De apoyar a PPK, Keiko se desacreditaría. Entonces, le niega su apoyo. Y en ese caso la opinión va a decir: «resentidos, obstruccionistas», etc. Ambos están perdidos. ¿Eso queremos?

En la embestida final contra Keiko se ha atropellado a la razón. Se está sosteniendo, como si fuera palabra de Dios, que de la misma tendencia poder ejecutivo y legislativo es dictadura. ¡Qué barbaridad! Cuando un mandatario es de color azul resulta positivo que las cámaras también lo sean. Eso facilita la gobernabilidad. En el 2012, François Hollande obtuvo mayoría en la Asamblea Nacional y pudo hacer pasar algunas leyes difíciles. La presidenta Bachelet en el vecino país Chile, la tuvo y pudo hacer reformas importantes. No así en su segundo gobierno.

Keiko sigue alta. Con impresionante cinismo se afirma que ella es «el montesinismo», cuando en realidad es víctima de los psicosociales. En fin, ¿quién fabrica los rumores? ¿Qué centralita? Sorprende la rápidez con que algunos medios los toman y los lanzan. Cuestión de minutos. Se creen todo «fulano dijo que». Y es suficiente. ¡La primicia! ¡Ya tenemos el audio! Y no verifican. Esta no es una crisis de los políticos. Es una crisis de ciertos medios. ¿Qué  falta? Falta gente responsable. No se le da una ametralladora a un mono.

Publicado en El Montonero., 30 de mayo de 2016

http://elmontonero.pe/columnas/desde-lejos-double-bind-y-psicosociales

 

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.