Me escribe un amigo, Miguel Pons-Couto (*)

Escrito Por: Hugo Neira 2.498 veces - May• 15•13

No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague

El panorama en la región es de diagnóstico reservado para algunos gobernantes.

 Encabeza la lista Cristina Fernández de Kirchner. ¿Asesinaron ella y su hijo a Néstor Kirchner?  ¿Se confirma su enriquecimiento ilícito? Está a la defensiva que, de acuerdo a su carácter, la hace más agresiva. ¿Qué nueva locura ideará para salvarse? ¿Sus seguidores continuarán apoyándola o comprenderán que es inútil hacerlo porque va en caída libre y cada uno buscará cómo salvarse? Podrán emigrar y guarecerse en países de donde no sean extraditados. Sus mal habidas fortunas están a salvo en paraísos fiscales servirán para mantener a varias generaciones de descendientes.

 Nicolás Maduro culminó su gira para implorar ayuda. Argentina, Brasil y Uruguay lo acogieron y firmaron ventajosos, para ellos naturalmente, acuerdos. El precio que pagará Venezuela será alto porque ha hecho muchas concesiones para salvar el pellejo es su país. Los abastecimientos extranjeros inundarán el mercado venezolano pero la ilusión de abundancia no durará porque la economía se desploma. La farra de Chávez  -rico con dinero ajeno-  terminó. Ahora viene el tiempo de tormentas que no cesarán salvo que desate una guerra civil para mantenerse en el frágil sillón de ahora se sienta. Chávez se vacunó contra una revuelta militar. Eliminó a los militares que no le eran adictos y los sustituyó por otros que creyó le serían «leales». Pero si la cosa llega a «sálvese quien pueda» saldrán despavoridos porque las milicias chavistas poseen cien mil fusiles y harán uso de ellos no para defender a Maduro sino para asesinar, saquear, robar que es lo que hizo su fallecido líder desde el poder. ¿Por qué no hacerlo si él, a ojos vista, lo hizo? Que Maduro vaya pensando en qué «pajarito» se convertirá para juntarse con su «padre» ideológico.

 Evo Morales, el dirigente cocalero que desgobierna Bolivia. quiere, también, reelegirse para completar su revolución «socialista» (¿sabrá qué es socialismo?). Un copista, mal imitador de sus colegas antes mencionados llegó al poder y se mantuvo con dinero venezolano sustraído a los venezolanos por Hugo Chávez Frías. ¿Maduro le dará más dinero o lo descartará de la lista de «protegidos»? Bolivia no tiene nada que ofrecerle para sacarlo a flote. Morales caerá, como caen todos los autócratas. ¿Cuándo? Pronto pero aun no se puede dar fechas. Caídos Kirchner, Maduro y los Castro, caerá, también, él.

 Y, hablando de los Castro, hay una ley inexorable de la que no podrán escapar: la muerte. Longevos los dos hermanos, no tienen sustitutos. 53 años en el poder han impedido la renovación generacional. Fidel, que se inició en el socialismo a la cubana, y que curaría todos los males que afectaban a Cuba hasta los años 60, no lo hizo porque derivó en una autocracia con rasgos fascistas y que mata de hambre a su pueblo. No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Van 50 pero ya son muchos. (M. P-C)

 (*) Miguel Pons-Couto.  Diplomático de carrera jubilado, con cargos en Gran Bretaña, República Popular China, Estados Unidos de América y España. Ha viajado extensamente por países de Asia, Medio Oriente, Norte de África, Europa y América. Analista político.  Investigador de historia peruana (siglo XVI) en el Instituto de Altos Estudios Históricos «Raúl Porras Barrenechea» de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.