Nadine y la Comisión Laura Bozzo (con perdón de Laura)

Escrito Por: Hugo Neira 1.569 veces - Jul• 16•15

Acabo de enterarme de las preguntas que se le han hecho a la señora Nadine Heredia en la Comisión de Investigación del Congreso. Y la fulminante respuesta de la ciudadana Heredia. Preguntas, vaya deriva de la Comisión, sobre su vida privada. Y no me sumaré al infierno de chismes dando el nombre de algún varón nombrado. Si la cercanía a la gente del poder, sea quien sea, produce dividendos, hay que probarlo, asunto de inversiones, cifras, licitaciones. Y punto. Ninguna otra mención, menos a una mujer casada y con marido e hijos. He visto en los diarios la queja de la agraviada, “la pregunta de la congresista Pérez Tello afecta a mi honor de mujer, madre de familia y esposa”. No le falta razón. Pésima pregunta. Pésima costumbre de mezclar lo privado con lo público.

No tengo nada que ver con el partido nacionalista, ni lo tuve ni lo pienso tener, pase lo que pase el 2016. Ni voté por Ollanta Humala ni en el 2006 ni en el 2011. Es más, dije en La República que no votaría por él “ni con una pistola etnocacerista en la sien”. “Si gana Humala la inestabilidad institucional no acabará el 6 de junio. Por el desencuentro entre Congreso y Palacio. Por lo que Ollanta pueda intentar, si gana, hasta un programa de derecha con cuadros que se le ha arrimado”. Eso dije, mi punto de vista sigue siendo el mismo. Y si opino en esta columna es como profesor universitario. No me apura lo inmediato, y “chiquitas” y “carnecitas” no son mi taza de té. Pero toda regla tiene excepciones. Hoy estoy indignado y alarmado por lo que ocurre en esa Comisión. Las preguntas de índole personal que le han hecho a la ciudadana Nadine Heredia nos hacen pensar que hemos vuelto a los días de la Inquisición. Por la manera en que se ha formulado, y su contenido —asuntos de orden privado, de orden moral, de esos que interesan en los confesionarios— me da vergüenza ajena.

He dicho también preocupación. El tema Nadine Heredia era, hace apenas unas semanas atrás, si el Congreso iba a investigar sus cuentas bancarias levantando el secreto de las mismas. Era que Nadine Heredia “busca evitar que el Congreso acceda a su secreto bancario” (El Comercio, 01.07.15). Era que la lista de personas en torno a Belaunde Lossio seguía aumentando, expresidentes de regiones como Jorge Acurio, o empresarios como Olmer Mendoza y Eduardo Novoa Monje, directores de Omesa Consultores y SIMA, respectivamente. Y entre ellos, el abogado de Nadine Heredia, Eduardo Roy Gates (El Comercio, 02.07.15). Era que Ilan Heredia, su hermano, era incorporado como investigado. Era que Rocío Calderón callaba y que María Llanos levantaba sospechas (La República, 08.07.15) ¿Y ahora? ¿En qué quedamos sobre los depósitos en cuenta bancaria y unos US $ 79’000 de la empresa venezolana Kaysamak, que habría depositado en la creación del Partido Nacionalista Peruano (El Comercio, 08.07.15)?  ¿Y las transferencias desde un Banco de Nueva York a Rocío Calderón (El Comercio, 21.06.15)?

¿Qué pasó con todo eso? Que es bastante abultado. Que si contactos, que si tarjetas bancarias, que si plata que unas fuentes exteriores dan para partidos (lo cual no es en nada un ilícito) y en cambio se gastan en compras personales. ¡Vaya amor por los pobres! Pero vamos a lo de estos días: la señora Marisol Pérez Tello acaba de decir que “recibió un primer grupo de documentos remitidos por entidades financieras”, añadiendo, “pero aún no lo hemos revisado”. Pero señora, por el amor de dios, es por ahí donde tenía usted que comenzar y no con chismes ni como ustedes los llama “trascendidos”.

Hoy el tema central es salvar al Estado de Derecho. La metida de pata de la ciudadana Marisol Pérez Tello es inadmisible. Hasta parece un truco, una trampa¡! El presidente umaHumaHumm Humala no ha parado de decir que la Comisión Belaunde es “ilegal”, y que hay “difamación y mala intención”. ¿Y le hacen ese tipo de preguntas a su esposa? ¿De carácter íntimo, personal? Bravo, congresistas. Esa investigación parece que la dirige Laura Bozzo, una de esas trifulcas de callejón en la que nadie escucha y todos hablan a la vez.

Publicado en El Montonero., 16 de julio de 2015

http://elmontonero.pe/columnas/2015/07/nadine-y-la-comision-laura-bozzo-con-perdon-de-laura/

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.