Presidenciables como cancha

Escrito Por: Hugo Neira 1.465 veces - Ago• 04•15

Hace unos días, y por razones que no vienen al caso, viajaba por el sur chico y como cualquiera, para distraerme, miraba el desfilar de paredes medianeras, cuando me doy cuenta que estaban llenas de pintas electorales. Desde siempre llevo conmigo una cámara fotográfica, y no me sirvo del celular. Tengo un alma curiosa, que conduce al periodismo como a la etnología de lo inmediato. La curiosidad es una actitud de interés por las cosas con algo de impertinencia. Saqué, pues, unas fotos, y me las guardé para este artículo.

¿Quién es ‘Rómulo Mucho’? Si existiera, que me perdone el atrevimiento, pero hay una gran pared de unos cien metros con pintura roja sangre. Por mi parte lo confieso, ignoraba que existía como presidenciable. Eso es lo que se luce, en todo caso, por Pachacamac y Mala. Y yo que me creía bien informado y no me había enterado hasta esa mañana luminosa de la costa peruana de un nuevo mesías y la candidatura de un hombre muy conocido llamado ‘Rómulo Mucho’. ¡Qué descuido de mi parte! En las paredes pintadas aparecen también otros nombres. El lector que no lo dude. ‘PPK’, con letras en colores. ‘Keiko’ a secas, con letrotas rojas. Y ‘ALAN’ con mayúsculas, seguido de ‘experiencia’. No me asombraron esas menciones, digamos, de cajón. ¿Pero las otras? ¿Y todas, modestamente, para Presidente de la República?

¡De frente a Palacio! Algo así como “pueden estar tranquilos para el 2016, aquí estoy yo”. Entre las pintas, la siguiente: ‘Meza, hambre cero’, candidato para las regionales 2014. ¿Es una buena noticia, no? Eso de ‘hambre cero’, sin embargo, me parece un tanto desconectada de la interpretación de la realidad peruana. Quizá en los días de Mariátegui, ¿pero hoy? Que hay “pobreza extrema”, quién lo duda. “Desigualdad social”, obvio. ¿Pero hambre? ¿En plan país africano, al que hay que llevar comida con camiones de Naciones Unidas porque hay dos millones de desplazados? Me parece que nos estamos volviendo un país de gorditos, de gran demanda de comida al paso, bajo la ideología dominante del papeo en plato popular que se llama modestamente “aeropuerto”. Te lo sirven en los restaurantes al paso por 10 soles y en los finolis. Atinado lema del ciudadano Meza.

‘Calvo presidente’. Caray, otro que se lanza. Era muy estimulante también algunas pintadas religiosas. ‘Jesucristo es el señor’. Caramba, no nos habíamos enterado. Bueno, estamos en un país libre como dicen los filmes norteamericanos y me dio un gustazo ver otra pintada, ‘Flores Aráoz, orden’. A propósito, amigo Ántero, ¿por qué tan cortito el nombre del partido? Lo hubieras acompañado, digamos, con algo más, “leyes justas”. En Brasil la divisa es “orden y progreso”. Es un lema filosófico, se sabe, de Comte. Pero dice algo, ¿no? Entre las pintas hay una que dice ‘Alfredo Barnechea’. Con pintura azul-negra. Buena Alfredo. Desde siempre eres el presidenciable.

¿Cree el amable lector que es un buen signo? Diría por mi parte que no. Esas pintadas son prueba de la degradación de la carrera hacia el viejo Palacio de Pizarro en el imaginario nacional. Al margen de los que podríamos llamar profesionales, la Troika Alan, Keiko, PPK y si nos apetece, Barnechea, Ántero, el resto, ¿quiénes son? Está claro que la ven como chancay de a medio. Me asombra. Está terminando un régimen que muestra que no es así, y aparece como por encanto, ¿un paquete de presidenciables de la nada? Deben pensar que el despacho presidencial será un poquito más complicado que una Pyme de menos de diez operarios, pero no mucho más que eso. ¿Una confusión gramatical? ¿Entre accesible y asequible? Lo primero es un objeto al alcance de todos. Lo segundo algo que se puede alcanzar sí se tiene competencia. Pero país de empoderados, “a la presidencia llega cualquiera”. Lo peor es que puede ser cierto.

Publicado en El Montonero., 03 de agosto de 2015

http://elmontonero.pe/columnas/presidenciables-como-cancha

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.