Rusia y Ucrania: un cataclismo difícil de terminar y también resumir

Escrito Por: Hugo Neira 133 veces - Mar• 07•22

Es algo que ocurre en el espacio postsoviético. ¿Sabe, el amable lector, que Moscú formaba parte, antes de la invasión, de algo llamado la Comunidad de Estados Independientes (CEI)? Luego de la celebración del Foro Económico Internacional en San Petersburgo, el 4 de junio de 2009, un periódico moscovita la daba por fenecida. El Foro —dice el historiador Charles Urjewicz—, con el paso de los años, se había convertido en una «cumbre informal» de los dirigentes del espacio postsoviético. Si esa entidad contaba con la presencia de jefes de Estado de otros continentes como Gloria Arroyo, presidenta de las Filipinas, solo se desplazaron algunos jefes de Estados de la CEI. Esa celebración, el presidente armeniano y azerí la aprovecharon para reanudar negociaciones sobre el conflicto del Alto Karabaj (territorio de Azerbaiyán poblado mayoritariamente por armenios, y que era objeto de un conflicto armado).

Hay más. Los países que eran parte de la Rusia de antaño y luego de la CEI se han visto duramente golpeados por los efectos de la crisis, su producto nacional bruto había caído un 10% en los primeros meses de 2009. Traslado lo que observaba el historiador, evoca los cierres empresariales y las reducciones presupuestarias. Quedaba pendiente para la CEI la tarea de entrar a la economía mundializada. Al mismo tiempo, en la antigua capital imperial, el presidente Medvédev resaltaba la fortaleza financiera de su país ante representantes de los medios empresariales y «economistas  venidos de todos los rincones del mundo».

¿Cómo se puede pensar la problemática post crisis desde el sector social? Todo el espacio postsoviético está afectado. Espero, amable lector, que lo mire. Ucrania está a unos 800 kilómetros de Moscú. A los demás territorios, ciudades, fronterizos, se les llama geográficamente Europa Oriental (Bielorusia, Moldavia). Un poco más al oeste están los países europeos que fueron parte de la Rusia en su época soviética, antes de 1991: Hungría, Polonia, Eslovaquia.

Algunas hipótesis

1- Puede que sea un conflicto interno entre el presidente Putin, acaso un choque, y lo que él llama los «oligarcas», cosmopolitas, que ganan tanto dinero que no pueden gozar de sus fortunas, cuando Putin es castigado por los organismos internacionales. Entonces quiere un retorno al pasado, cuando la Rusia del final del siglo XX era un imperio muy parecido a la Rusia de los zares, con emperador, o sea antes de 1917.

2- Pero no es fácil. La invasión militar ha despertado la conciencia de los ciudadanos que vuelven al criterio nacional, quieren tener una emancipación en tanto que nación, estar entre otros 200 Estados, ya quieren dejar de ser parte de un imperio, quieren volver a la patria. Está claro que la resistencia es lo que ocurrió cuando la Alemania e Hitler ocupó territorios de Europa.

Curiosamente, la ideología marxista la dejaron de lado los países en que la nación era fundamental. Parece que esa idea y pasión no ha desaparecido en la vida política y en los actos de los pueblos. Aunque crezca la economía globalizante, el resultado es que los países tienen gustos y culturas distintas. No es acaso una entidad europea pero cada sociedad tiene sus propios criterios y valores.

Diversas maneras de ver la guerra contra Ucrania

El uso de la violencia no parece tener éxito, hay protestas desde todo tipo de instituciones. Es al revés: si se quiere comunismo con armas, no parecen a favor si no hay solidaridad.  Ese no es el socialismo de Marx, de Gorbachov. Nos olvidamos que en 1956, Hungría abandonó el comunismo.

¿Qué estamos viendo planetariamente? El comunismo en la Europa del Este se quedó en 1991. Las sociedades evolucionan de manera que no hemos terminado de entender, pero usar la fuerza para encajar a sociedades en mutación es algo que no quieren millones de seres humanos que conocieron el comunismo. La gran fraternidad de Marx no puede imponerse como lo hicieron los alemanes nazis o la barbarie, que no ha desaparecido. Nadie ha hecho más daño que Putin. Nuestra era es tanto de crisis política como del modo de vivir sin el retorno de la barbarie de siempre. En Ucrania, el presidente Volodímir Zelensky, nos dice: «Si Ucrania deja de existir, otros países serán atacados» (Radio Universal de Chile).

1. Para tener buenos resultados en la economía, Ucrania va a preferir alejarse del método comunista.

2. La coexistencia se hace difícil con Estados pequeños que estuvieron unidos cuando la URSS era un imperio, hasta 1991. Hoy, la república checa, Polonia, y Ucrania, pueden tenir éxito.

3- Lo que quiere Putin es volver a un Estado gigante como lo era.

Publicado en El Montonero., 7 de marzo de 2022

https://elmontonero.pe/columnas/rusia-y-ucrania-un-cataclismo-dificil-de-terminar-y-de-resumir

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.