¿Y si Putin estuviera enfermo?

Escrito Por: Hugo Neira 136 veces - Abr• 11•22

No es un rumor sino una deducción a la que llegaron los investigadores rusos del portal Proyect, un sitio web independiente al que The Times, por ejemplo, suele acudir para difundir noticias de Rusia. Putin tendría cáncer de tiroides. El crecimiento de su entorno médico ha llamado la atención, son ahora nueve galenos, y entre ellos un oncólogo de tiroides (E. Selivanov), dos otorrinolaringólogos (A. Shcheglov e I. Esakov), los tres teniendo en común un gran número de visitas al jefe del Kremlin en los últimos 4 años: 35 visitas para Selivanov y 166 días pasados con Putin contra 282 días para Shcheglov. Para llegar a esa contabilidad, siguieron los pasos de Putin cuando iba a su residencia de Sochi, a descansar o en viaje oficial, o simplemente cuando desaparecía de los radares. Y desmenuzaron las facturas de los hoteles en los alrededores de la mansión. Mostraban que esos tres médicos siempre coincidían ahí cuando Putin se encontraba en su residencia. El cáncer podría explicar los cambios físicos detectados en la cara de Putin (el color de piel, su hinchazón y la del cuello). Esta noticia está circulando esos días, y es comentada en Francia pues es un dato de importancia para entender a Putin y tal vez las salidas de esta guerra.

Daremos a conocer las opiniones de los invitados del periodista David Pujadas en su programa de 24H Pujadas, en el canal LCI, del 7 de abril. Claire ha desgrabado esto que nos da noticias muy importantes. El dedo de un enfermo cercano a una bomba atómica. ¡Qué época!

Al oncólogo David Khayat, fundador del Instituto Nacional del Cáncer, Pujadas le pregunta su opinión. Si una persona ve 35 veces a un oncólogo especialista de la tiroides, pues tiene cáncer de tiroides. Añade que ese no se trata con quimio, entonces no hay cambio físico que advierta del cáncer, no se cae el cabello.

La enfermedad, para el experto en relaciones exteriores François Heisbourg, es un parametro de temporalidad que permite preguntarse qué va a hacer Putin si tiene el tiempo contado y qué no de lo contrario. Recordó que Mitterrand gobernó 14 años con un cáncer, y Pompidou tres años. Además, hoy muchos se curan bien. En julio del año pasado, Putin había dicho que quería reconstruir Rusia antigua, y para ello desaparecer Ucrania en tanto que entidad política. Pero ¿será un proyecto de corto o largo plazo?, se pregunta Heisbourg. Si tiene prisa, el arma nuclear puede ser utilizada (aunque no usada) para sus propósitos.

También le preguntó su parecer a Elsa Vidal, periodista, Jefa de Redacción en lengua rusa de Radio France International, especialista en sociedades post soviéticas. Opina que es un hecho que podría cuestionar la performance física de Putin, lo que intenta hacer creer que es, que encarna la potencia masculina de la nación rusa. Un líder enfermo podría bajar la moral a su pueblo y soldados. Y si se toma en cuenta el hecho que se le considera un criminal de guerra, sus seguidores podrían pensar en una sucesión para defender los intereses de Rusia. Pero la sucesión no sería un tema nuevo, dieciseis meses atrás, ya se comentaba que podría sucederle el actual primer ministro, Mikhail Mishustin. Luego, el asunto se congeló. No se sabe entonces si él fue forzado para permanecer en el poder o no. Lo que no se debe perder de vista es que Putin no es una persona conectada, no tiene smartphone. En cambio, lee mucho y libros de historia de la época de Iván el Terrible. La señora Vidal precisa que la propaganda del régimen putinista no se debe malinterpretar: cuando habla de «denazificación» de Ucrania, no habla de un gobierno malo y una población buena, sino que por nazi, entiende el mal absoluto. Y para él, ese mal es el acercamiento de Ucrania con Occidente desde 1989. Putin considera que Ucrania es la matriz de Rusia y la actual Ucrania se ha vuelto antirrusa. Entonces debe ser destruida para volverse pura pues ha sido corrompida por Occidente desde esa fecha. Toda la población ucraniana es culpable de ello, son criminales de guerra que matan a los rusos étnicos y a rusófonos en el Donbass. Además, considera que tomará una generación la «denazificación» del país. Esa es la propaganda que difunde la agencia de prensa de Estado ruso, RIA Novosti.

Interrogado sobre las incidencias psicológicas y la manera de percibir el mundo con un tratamiento anticanceroso,  un estudioso de los tiranos en el mundo admite que puede alterarles el juicio, la facultad de discernimiento y los ánimos. En el caso de Putin, recuerda que no se debe olvidar la dimensión de lo sagrado en su universo, su obsesión por las Sagradas Escrituras desde el principio de la crisis, sus one-man shows al estilo televangelista. Y que tiene un pacto, cuasi satánico, con el Patriarca de Moscú, Cirilo I (ex «Mikhailov», su nombre encubierto de agente de la KGB en Ginebra), con 75 años, confiriendo una caución religiosa a la guerra de Putin. Dos invitados coinciden en el pacto: Cirilo I hace presión sobre el Kremlin, respalda la lucha contra el «nazismo». Si bien estuvo opuesto a la anexión de Crimea, respaldó rápido la «operación especial» en Ucrania. Y en sus oficios, no solo se conforma con dar bendiciones sino que traza una línea: «todos los que se oponen a la operación especial forman parte de las fuerzas del mal». Diablos.

¿Pero quién es ese obispo que libra con Putin una «guerra santa» contra Occidente?  En Rusia, y abriendo un paréntesis, si acudimos al profesor y especialista Antoine Nivière, la Iglesia desde el Medioevo fue sometida al poder político. El ingenio de Putin fue reemplazar la ideología marxista del sovietismo por un nacionalismo centrado en la ortodoxia. En otras palabras, el Patriarca se compra el pleito del choque de civilizaciones. Es una persona muy autoritaria, que se siente por encima de todos los obispos (cuando no hay jerarquía en la Iglesia Ortodoxa), que hizo fortuna vendiendo cigarillos en Irak durante el embargo americano en los años 2000 y vive muy desconectado de la realidad, añade Nivière.

Vuelve a tomar la palabra el especialista en cerebros de tiranos: -Ojo con las fechas simbólicas. El 24 de abril, es el día de la Pascua ortodoxa. Putin necesitará un logro que presentar al pueblo para legitimar su acción religiosa que el apoyo del Patriarca le confiere. Y luego, otra fecha, que es el 9 de mayo y la capitulación de la Alemania nazi, fecha que desde ya preocupa mucho al presidente Macron de Francia.

Si el proyecto imperialista de la dupla Putin-Ciril I está respaldado por los rusos, no lo sabemos a ciencia cierta, pero sí que la propangada cala en las mentes y que no hay sitio en Rusia para quienes la cuestionen. El factor salud del jefe del Kremlin es un parametro nuevo en el teatro de las operaciones.

A todo lo anterior nos parece importante la opinión del gran neuropsiquiatra y psicoanalista francés, Boris Cyrulnik, el padre de la resiliencia, y él mismo sobreviviente del nazismo. No esconde su sideración ante la guerra de Putin a Ucrania, una guerra que no tiene fundamento alguno, señala. Escapó a la muerte en los hornos crematorios durante el régimen de Vichy, pero sus padres no. Con esa guerra, descubre sus raíces —que desconocía—, su padre era ucraniano, se lo dicen por cartas y con cariño familiares que ignoraba que tenía. Sobre Putin, dijo hace pocos días en un set de TV que es una persona que carece de empatía, cosa que no tiene que ver con la locura sino con el desarrollo personal y que empieza a los 4 años. Putin no se interesa por lo que pasa en la mente de los otros. Su única ley es la de su deseo y por lo tanto, puede matar sin ninguna culpabilidad. Como Eischmann.

Vaya enemigo que tiene no solo Ucrania sino Occidente entero. Perdón, en riesgo está la humanidad por entero, el riesgo de que armas atómicas estén a pocos centímetros de un enfermo que provocaría tal cataclismo. Al punto que ha aparecido una corriente de ética y conocimientos, que se llama «humanólogos». No ha habido más peligro para nuestra vida, ni las guerras mundiales o las plagas, o los volcanes. La humanología será la fe y la ideología para este siglo, este es uno de los casos en que no habría victoria alguna. Ojalá no ocurra.

Publicado en El Montonero., 11 de abril de 2022

https://elmontonero.pe/columnas/y-si-putin-estuviera-enfermo

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.