Reseña de una conferencia magistral. Wieviorka en la Derrama

Escrito por: Hugo Neira - Mai• 01•17

«No todo en Wikipedia es bueno». Quien habla es Wieviorka, dictando un conferencia magistral en el aula de la Derrama. Y luego, el universitario que es, matiza al abordar el lado positivo y negativo de las nuevas tecnologías. «Wikipedia por lo general es buena en el campo de lo empírico. Pero no en filosofía, matemáticas, ciencias». Así que ya lo sabe el amable lector. Cuentan las enciclopedias. El tema de su conferencia fue «el giro digital y el cambio de paradigmas en la educación, y la evolución de la sociedad». Se expresó en castellano, y se tomó una hora y diez minutos para darnos un panorama de cómo se imbrican técnicas y sociedades modernas en el mundo actual.

Wieviorka, Director de la Maison des Sciences de l’Homme, como muchos de sus pares franceses, explica las cosas con gran sencillez. No hay duda, Descartes sigue de pie, «ir de lo conocido a lo desconocido, de lo sencillo a lo complejo». Dijo que comenzaría con un par de cosas banales. «Internet, los celulares, han cambiado el mundo». Y puso un ejemplo, cómo se ha modificado el trabajo de construir una tesis. «Imaginemos a alguien que en los años ochenta hubiese emprendido una tesis sobre el pintor Manet y uno de sus cuadros». Treinta años atrás, Wieviorka imagina a una candidata a doctor «viendo el cuadro en el museo, consultando libros en las bibliotecas, discutiendo con algunos amigos». La tesis clásica es un trabajo personal y novedoso. Para los que hemos pasado por ese trance, es siempre difícil lograr esas dos exigencias, conocer todo lo escrito sobre un tema —Manet y el impresionismo— y aportar con algo nuevo.

Hoy, señala Wieviorka, la investigadora acudiría a Internet. No solo a imágenes sino infinidad de estudios de Manet bajo diversos ángulos. Le sería posible conocer a otros investigadores, enviarles un mail. En suma «el trabajo de investigación de hoy, es más colaborativo y participativo». Puso otro ejemplo de las ventajas tecnológicas. «A alguien se le ocurre estudiar las menciones de la palabra Dios en la obra de Sigmund Freud. En los ochenta, el agobiado investigador tenía que leerse a todo Freud. Hoy, basta una aplicación.»

Pero mi Mac no me va a explicar las razones de los matices en Freud. Por lo poco que yo sé, una cosa es el Freud que estudia los actos obsesivos en los cultos religiosos (1907) y otro el de El porvenir de una ilusión de 1927. ¿Qué pasó? No es la computadora la que va a responder. La tecnología ayuda pero no reemplaza el trabajo cognitivo del individuo. Es un error la exaltación de los recursos de la informática, el saber se inicia cuando alguien duda. La máquina nunca. Nosotros, los humanos sí. Wieviorka: «El giro digital es un medio y no un fin». Mala noticia para los perezosos.

En el terreno de la educación, el visitante: «es un error pensar que se pueda sustituir al maestro». Lo decisivo es el espíritu crítico, «al que toda pedagogía debe orientarse». Ha notado que los jóvenes adoran la tecnología pero dudan de la ciencia. «Muchos no creen que el hombre puso el pie en la luna. Incluso la mentira es solicitada». No se refiere a una u otra generación, sino a una cierta manera incierta en los medios: la no verdad. Habló entonces de las redes. «No se puede tratar temas complejos de la economía y la sociedad actual en 140 caracteres de un twitter». Pero a la vez saluda que las redes sirvan para encontrarse multitudinariamente. Wieviorka cuenta cómo ha estudiado como sociólogo, los Occupy de Nueva York, los Indignados de Madrid, la revolución prodemocracia en Túnez.

Pero está preocupado. «Los sistemas políticos funcionan mal. Las instituciones entran en crisis. La tecnología se liga al poder del dinero». Todo eso —populismo, medios, tecnologías— «es un poder terrible». Y cuando llegó el turno de las preguntas, a una de ellas sobre la sociedad líquida de Zygmunt Bauman, responde que la sociedad no se ha vuelto solo líquida, sino por momentos gaseosa, y con autoritarismos, dura como una piedra. «Está de moda el pensamiento dicotómico». Negro o blanco. Pero el mundo no es así. Es más complejo.

Honoris Causa por la Católica del Perú, Michel Wieviorka ha venido acompañado de Nelson Vallejo-Gómez, alto funcionario de Francia y amigo del Perú, desde hace rato. Ante tal conferencia, yo saqué mi pluma de escribir para anotar. Paul Neira —sentado a mi costado y al que tuve el agrado de conocer— tomaba sus notas en su teléfono móvil. Poco importa, lo que cuenta es la voluntad de escuchar. Las reseñas son arterias de la sociedad para la circulación de ideas. Pero en el Perú han desaparecido de los diarios. La opinología no la necesita, no tienen nada que aprender de nadie. La reseña resulta incómoda, arte de explicar el aporte ajeno y sin ofender, si se discrepa. ¿Aburridazo, no? Pero necesario, sino colapso mental masivo. En virtual o en papel hay que debatir los verdaderos problemas, que son de fondo.

Publicado en El Montonero., 01 de mayo de 2017

http://elmontonero.pe/columnas/resea-de-una-conferencia-magistral

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.