Verónika con ka

Escrito Por: Hugo Neira 2.701 veces - Ago• 24•15

Nada sin la historia. Y nada sin la historia presente.

Pensaba en esto, al escuchar en el programa de Milagros Leiva la entrevista a Verónika Mendoza. Congresista y precandidata, con peso propio. VM no es uno de esos lamentables cuadros políticos de los improvisados partidos electoreros del último decenio. Habla con un discurso articulado. Psicóloga por París VII, magíster en ciencias sociales en la Sorbona Nueva (París III), por mi propia experiencia y formación aprecio enormemente su formación. Pero por eso mismo, no la entiendo. VM conoce que se puede ser comunista y por asombroso que parezca a la vez dentro de las reglas de la democracia, a saber, pluralidad de partidos. Eso no es solo Europa sino Uruguay y Chile. Pero aquí, por lo visto, la tentación autoritaria reaparece con regularidad.

Verónika con ka, de a pocos. Desde ‘Sembrar’, su movimiento, nos presenta un programa beatífico. “Un país diferente donde todos y todas tengan las mismas oportunidades, derechos y deberes”. Pero eso cualquiera puede decirlo, desde una monja a un anarquista. Recuerda lo de Bertolt Brecht, “más vale ser rico y sano que pobre y enfermo”. Claro está, El Comercio le entró con todo. Y de sembrar, dijeron, les importaban “las semillas” (jueves 20:A18). Nadie le reprocha ser de izquierda sino “lo del secreto”.

Ante Milagros Leiva, fue un desastre. Le preguntan sobre el régimen de Chávez y se  bloquea. Y contesta:  “problemático”. Y se calla. O sea, ¿nos debe parecer normal los 75 presos políticos en prisiones venezolanas? ¿Y Capriles, el opositor, en la cárcel? Por lo visto a Verónika con ka, condenar lo que ocurre en Venezuela lo hace a uno reaccionario. Parece que en ese tema, no puede deslindar. Algo parecido le ocurrió a la izquierda con Sendero en los ochenta, y le costó y le sigue costando caro. Una distancia se marcó desde entonces entre ciudadanos y dogmáticos.

Me sorprende de VM que ella ha vivido en Francia, y como si nada. Un país donde  los comunistas son elegidos diputados o llegan a Ministros —con Mitterrand— y nadie se echa a temblar. No pusieron en prisión a sus  rivales. Ni Hollande presidente socialista se va a prolongar en el poder bajo diversas excusas como lo hace Maduro. Ese tipo de republicanismo es el que nos conviene. Nuestra cusqueña ha pasado por París, pero en política no se nota.

Si el deslinde con el chavismo la tiene sin cuidado, a muchos nos parece fundamental. Es definir qué tipo de Estado y sociedad queremos. Ser o no ser chavista, es el equivalente, entre 1930 a 1989, a la opción de ser socialista o ser socialista prosoviético, o sea con régimen de partido único. Hoy los socialistas aceptan los valores liberales, o sea diversidad de partidos y opiniones. Para socialistas chilenos o españoles o uruguayos, lo del chavismo no tiene nada de complicado, es simplemente autoritarismo. ¿Por qué no piensa así, Verónika con ka? ¿Con la ka de Kant o la del coreano Kim Jong-un?

Chávez era un emir venezolano que repartía los ingresos del petróleo. De ahí la popularidad. De ahí el colapso. ¿Socialista? No me hagan reír.

En el Perú ha habido un movimiento juvenil muy fuerte, hace seis meses, de jóvenes “indignados”, sobre la ‘Ley Pulpín’. No les gusta “ni tecnócratas, ni las derechas partidarias ni el comunismo ortodoxo”. Lo dijeron en los carteles. Y usted, ¿ortodoxa? Lo suyo, es el caso de una persona interesante pero que arrastra ideologías muertas. Por el momento, solo vemos una persona joven de edad y vieja de ideas. Mande al diablo “el pensamiento único”.  En el Perú, hace rato que esperamos una izquierda moderna y la sucesión de Alfonso Barrantes. Un Mujica peruano. O una Camila Vallejo, comunista y demócrata. Franca y directa, sin silencios tácticos. Con Verónika con ka de kilometraje, me queda una pregunta. ¿Su silencio sobre el chavismo se debe a la ideología de sus bases? ¿Las bases socialistas en Chile democráticas y en Perú autoritarias?

Publicado en El Montonero., 24 de agosto de 2015

http://elmontonero.pe/columnas/veronika-con-ka

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Both comments and pings are currently closed.